Historia

En septiembre de 1816, un colectivo de 32 personas decidió crear en Yecla una compañía para el alumbramiento de aguas en las inmediaciones del denominado Cerrico de la Fuente, iluminando poco después un importante caudal. Colectivo que, reunido ante notario a 25 de diciembre de este año, decidió por primera vez denominarse como “Empresa de Iluminación de Aguas de San Isidro”.

Tras diversas disputas y controversias, finalmente, esta Empresa quedó bajo la Real protección del monarca Fernando VII, concediendo éste, el 3 de julio de 1818, la denominación como “Real Empresa de Iluminación de Aguas de San Isidro”.

El éxito del proyecto redundaría en que la citada sociedad estableciera y fomentara el culto a San Isidro Labrador en Yecla, sufragando a sus expensas una imagen y una capilla en la ermita de Santa Bárbara. Posteriormente, editó una Novena dedicada a San Isidro y su esposa Santa María de la Cabeza, compuesta por D. José Soriano García, impresa en Orihuela en 1849.

Esta Empresa de Aguas fue quien mantuvo el culto a San Isidro en Yecla, desde sus orígenes en 1818, hasta los prolegómenos de la Guerra Civil, en marzo de 1936, cuando la imagen fue destruida.

Durante la celebración de la onomástica del Santo, bajo cuya advocación se puso la Real Empresa, se celebraban unos sencillos actos. En la víspera, la tarde noche del 14 de mayo, se realizaban hogueras a las puertas de la ermita de Santa Bárbara, al tiempo que se disparaban cohetes, tracas y tañían las campanas. Teniendo lugar, durante la mañana del 15 de mayo, una procesión por las inmediaciones de la ermita, con posterior Misa Solemne en ésta.

Tras la Guerra Civil (1936-1939), la dictadura implantada en España, de carácter profundamente confesional, estableció diversos decretos relacionados sobre el patronazgo de San Isidro con respecto a los oficios relacionados con las actividades agropecuarias.

En 1941, se crearon las denominadas “Hermandades Sindicales de Labradores y Ganaderos” quienes, constituidas bajo el patronazgo del Santo madrileño, fueron las promotoras de las Fiestas de San Isidro en toda España, y entre ellas Yecla, junto al arcipreste José Esteban Díaz, la Sección Femenina y la Hermandad de la Ciudad y el Campo. Así, en 1943, dicha Hermandad acordó adquirir una talla de San Isidro al alcoyano D. Miguel Torregrosa Alonso. Imagen que llegó a Yecla el 14 de mayo de 1945, celebrándose al día siguiente, el 15 de mayo de 1945 la primera procesión que dio origen a las actuales Fiestas de San Isidro en Yecla.

Hasta 1948, los festejos eran básicamente de carácter religioso, compuestos por una sencilla procesión y Misa Solemne. Será ya en 1949, cuando se empezaron a incluir otros elementos que, a día de hoy, son consustanciales a estas Fiestas, tal y como el desfile de “…más de 180 muchachas tocadas con el suntuoso, rico y espléndido traje típico de labradora yeclana…”, la yunta de bueyes, con su mayoral vestido “…a la antigua usanza…”, la ofrenda de productos alimenticios a los Asilos de la ciudad y una exhibición de bailes folklóricos locales.

Durante la década de los años 50 del siglo XX, las Fiestas de San Isidro en Yecla vivieron un periodo de consolidación y esplendor, con la incorporación de numerosos elementos característicos que todavía personifican estos festejos en la actualidad.

Entre 1951 y 1954 desfiló una primera imagen de Santa María de la Cabeza, esposa de San Isidro, sustituyéndose a partir de 1957 por la imagen actual que se conserva en la Basílica de La Purísima. En 1951 apareció además el primer Programa de Fiestas y la primera carroza elaborada con la técnica de los “papelicos”, separándose además la Procesión y la Ofrenda, convirtiéndose ésta última en el origen del actual Desfile de Carrozas. A partir de 1952 se inició la conocida como Batalla de Flores y Concurso de carrozas, con la correspondiente entrega de premios a los mejores vehículos y animales engalanados, al igual que a los labradores y labradoras ataviados con el traje típico local.

---------------

---------------

Origen y evolución.

En 1953 se ofició el primer Pregón de las Fiestas, ligando este acto, desde sus orígenes y durante muchos años, a dos personas que protagonizaron dicho acto anual en Yecla, D. Martín Martí Font y D. Francisco Ortín Marco “Koki”, el primero como autor de los pregones y el segundo como pregonero.

Con la llegada en 1958 de D. Juan del Portillo Puche a la presidencia de la Hermandad de Labradores y Ganaderos, la Fiesta tomó un nuevo impulso, incorporándose este año la elección de una Reina y Damas del Campo.

Cabe destacar que, hasta principios de los años 60, se estuvieron realizando dos celebraciones paralelas en honor a San Isidro en Yecla. Por un lado la que describimos en estas líneas, bajo el auspicio de la Hermandad Sindical. Perviviendo, por otra parte, los festejos asociados a la ermita de Santa Bárbara, siendo asumidos tras la Guerra Civil por la familia de D. Francisco Palao Martínez y Dña. Juana Díaz Candela, quienes adquirieron a sus expensas otra talla del Santo al escultor murciano D. José Lozano Roca, manteniendo esta celebración la misma estructura que la desarrollada con anterioridad a 1936.

Las Fiestas de San Isidro continuaron hasta principios de los años 70 sin grandes cambios, iniciándose a partir de entonces un declive paulatino que mermó la participación de la ciudadanía yeclana y la concurrencia de Carrozas en los desfiles. Tendencia que abocaría en 1977 a la desaparición de las Fiestas, sobre todo, por la extinción de las Hermandades Sindicales en España, dado el cambio de régimen político que experimentó el país en estos años.

Desde el primer momento de la desaparición de las Fiestas se constata la idea e iniciativa de recuperarlas por parte de diversos grupos y colectivos locales, entre ellos, algunos agricultores, emergentes partidos políticos y público en general. Así, en 1979, con la constitución del nuevo Ayuntamiento democrático se organizaron, de forma rápida y apresurada, las Fiestas de San Isidro en Yecla que tuvieron lugar durante el mes de junio.

A pesar de la premura con la que se organizó la Fiesta en 1979, participaron un total de cuarenta y dos carrozas, cifra que contrastaba claramente con el escaso número de vehículos que desfilaron en 1975 y 1976, cuando fueron menos de veinte.

Entre 1979 y 1996 la festividad se denominó como “Fiestas de Primavera y San Isidro”. Y desde este año, hasta la actualidad como “Fiestas de San Isidro”.

Aunque en 1979 participó en la Fiesta por vez primera una Reina infantil, conjuntamente con la adulta, resultó ser un acto que no tuvo continuidad. Siendo ya en 1990 cuando se estableció definitivamente la elección de una Reina y seis damas infantiles. Hecho que permanece vigente en la actualidad.

La organización y patrocinio de los festejos recayó durante esta nueva etapa y hasta el año 2000, por la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Yecla, incorporándose a las mismas numerosas actividades, como el Concurso de Carteles, Concurso de trajes típicos, Muestras de Artesanía, Conciertos e incluso actividades deportivas. Destacando, sin lugar a dudas, el Festival de Folklore que llegó a alcanzar carácter Internacional.

Paulatinamente se fue facilitando, por otro lado, la participación de las distintas Peñas que, desde los años 80, habían empezado a formarse y consolidarse en torno a la festividad, obteniendo un protagonismo creciente, no sólo en el desarrollo de las Fiestas, sino también en su organización. Aspecto éste último que alcanzó su cénit el 17 de octubre del año 2000, con la constitución de la Federación de Peñas de San Isidro de Yecla, fundada inicialmente por veinticuatro Peñas.

A partir de entonces, la Federación asumió la organización y desarrollo de las Fiestas en colaboración con el Ayuntamiento de Yecla. Iniciándose una nueva etapa en su estructura, con un mayor protagonismo de sus integrantes, en pro del esplendor y participación de la sociedad yeclana, cuya muestra más palpable son las más de cincuenta Peñas que, a día de hoy, desfilan y componen la Federación.

 

Todos los datos históricos de nuestras Fiestas han sido extractados del libro:

Las Fiestas de San Isidro de Yecla. Orígenes, Documentos e Historia (1943-2000). De Daniel Andrés Díaz y Francisco J. Carpena Chinchilla, publicado por la Federación de Peñas de San Isidro de Yecla en 2013.

 
 

Grupo SIM Soluciones i+D+I

Excmo. Ayuntamiento de Yecla Concejalía de Festejos.

Federación de Peñas San Isidro Yecla

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por nuestra web. Uso de cookies. Quiero saber más